Ernesto Esparza

Ernesto Esparza

Tal vez mi padre quiso que para su hipotético equipo de fútbol hubiera un reemplazo, o quizá mi madre se empeñó en dotar a la  familia de  un extraño sentido de la equidad  de género, no  lo sé, el caso es que tuve cinco hermanos y seis hermanas y un jueves  de marzo de 1972  asomé por primera vez mi cabeza  en Tlaquepaque, México.   Hacia mi pubertad, mi hermano mayor me acercó  a la palabra escrita  y comencé a leer literatura hispanoamericana.  De aquella época conservo dos cosas: el gusto por las chicas  y la fascinación por  Onetti, de quien  admiro sus construcciones verbales; luego,   de  Borges me entusiasma  que  pueda ser Borges, el vecino de Borges, el abuelo de Borges y todos los hombres del mundo,  es decir, la elegancia  con  que el argentino viste una idea bastante recurrente en filosofía;     y quedé prendado    de Donoso por   su capacidad  de denunciar    la profunda e insalvable diferencia de clase   en una sociedad dada. Fui a  algún curso de escritura  más con el afán  de ligarme a una escritora  cuyas caderas   eran más  lindas  que  sus metáforas   que con el fin de aprender a escribir. Y un día, en plena madurez,  expulsado del árbol que me sostenía, comencé a escribir. Y con la inocencia del niño que afirma que Santa Claus sí existe  y la ingenuidad del ciudadano que todavía cree en las promesas políticas, participé  en diversos concursos literarios donde, por supuesto, nunca  gané nada. Las revistas digitales “El grito literario” y “El humo” me han publicado algunos poemas. En 2015  La editorial Rayuela me publicó mi primera novela llamada “Hasta morir”.

Ernesto2


Mostrar por página
Ordenar por

Restos de Naufragios

16,00 € *
Peso de entrega: 500 g
*
Los precios incluyen el IVA